Six Senses Ninh Van Bay

ss ninh van bay imagen destacada

Recién llegados de este maravilloso resort en la costa de Vietnam. Esta era mi tercera escapada a uno de los hoteles de la cadena Six Senses y nunca defraudan.

También escogimos la temporada baja que es época de lluvias pero tuvimos la suerte de que durante las 5 noches que pasamos en el paraíso nos hizo un sol radiante. La temporada baja te permite disfrutar de unos precios bastante más económicos que en temporadas medias o altas y si el tiempo acompaña es una gran elección.

La recogida en el aeropuerto por el personal del hotel fue buena, perfectamente uniformados y recibiendo a todos los huéspedes para dirigirnos a la pequeña furgoneta. Tras un pequeño recorrido de 50 km llegamos al lugar donde el barco nos esperaba para trasladarnos al hotel. Como siempre nos reciben sonrisas, té frío de jengibre y lemongrass y unas toallitas para refrescarte. El viaje en barco es bien corto, de apenas unos 15 min y se van dejando ver atisbos de lo que será nuestra estancia en los próximos días.

ss ninh van bay vista general

El factor sorpresa te deja boquiabierto. Una maravillosa playa sin una ola, mar totalmente el calma y una vegetación extensa tras la que se esconden las villas que velan por el entorno. Apenas unas 50 habitaciones que se dividen en Beach villas, Hill top Villas, Rock Villas y Water Villas. Para mi las más espectaculares estas dos últimas sobre el mar y las rocas que garantizan tu privacidad. Las beach villas tienen acceso directo a la playa pero quizás las menos privadas ya que están bastante cerca las unas de las otras y si te tocan vecinos un poco despiadados o con niños ruidosos, pueden estropearte unas idílicas vacaciones.

ss ninh van bay villa entrance

 

Por eso escogimos las Hill top Villas, la nuestra la más alejada, nos tocó la nº6. Te adjudican un par de bicicletas para que te puedas mover a tus anchas por las instalaciones del hotel aunque, si lo prefieres, un boogie está a tu disposición solo con ponerte en contacto con tu personal butler. Para acceder a nuestra villa teníamos 140 escalones que con ese calor juro que costaba. Pero las vistas tan impresionantes hizo que mereciera la pena cada uno de ellos.

exterior villa ss ninh van bay

La villa estaba formada por un par de módulos, el más grande donde estaba la habitación y el baño, con ventanales de arriba a abajo y otro un poco más alejado donde estaba el mini bar, la mesa para comer o utilizarla para algún juego de mesa y una gran cama para leer o estar tumbado sin más disfrutando de la quietud y la paz del lugar. Ducha exterior que usamos a diario por la sensación de libertad que nos encanta. Una pequeña piscina privada hace redonda la estancia.

 

ss ninh van bay

 

 

ss ninh van bay ducha exteriro

El desayuno buffet exquisito con innumerables opciones desde bollería recién hecha, panes, crepes, huevos y tortillas, cereales, frutas, ahumados, quesos, zumos naturales de miles de variedades y smoothies exquisitos. También una versión oriental con suhis, el Pho, una sopa de noodles y verduras vietnamitas que estaba deliciosa!

ss ninh van bay breakfast

Para las comidas puedes escoger varias opciones, tienes el restaurante de la piscina con cocina vietnamita y platos occidentales. Dining on the rocks es una opción súper romántica con unas magníficas vistas y cocina mucho más elaborada. Dining by the bay estaba cerrado por remodelación durante nuestra estancia así que no os puedo hacer ningún comentario al respecto. También existe la posibilidad de comer/cenar en tu villa, un picnic en una playa desierta, cena en la playa….Cualquiera de las opciones será buena con seguridad.

ss ninh van bay food 1

 

ss ninh van bay picnic

El spa tiene un gimnasio muy completo con todo tipo de máquinas que siempre estaba vacío y a tu disposición. Temperatura refrescante que contrastaba con el calor del exterior.  Aproveché la calidad de los Six Senses Spas y me di un masaje que me dejó como nueva ya que venía arrastrando dolor de cuello del avión y de usar almohadas muy altas.

En cuanto a actividades acuáticas, puedes disfrutar del kayak, del paddle surf y del snorkel. Pudimos ver numerosa vida marina a 2 metros de la orilla.

Me encantó la sensación de estar completamente solos, en la playa estábamos nosotros y en la sombrilla teníamos un timbre para llamar y pedir así cualquier tipo de bebida o snack. También tenías esa sensación en la piscina, sólo veías gente a las horas de las comidas, imagino que estarían disfrutando de sus preciosas villas.

plya ss ninh van bay

Por las noches tienes en el bar de la playa una happy hour con el cocktail del día y tras las cenas hay programada una película en una gran pantalla al aire libre

Comentar también el perfecto trato de todo el personal del hotel siempre dispuesto a hacer cualquier cosa por agradarte. En definitiva, una gran opción para disfrutar de la playa, descansar, relajarte, en pareja o en familia. Si buscas marcha, éste no es tu sitio.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>